Plantas de Clasificación de Residuos Sólidos Urbanos (RSU)

STADLER es sinónimo de plantas de RSU listas para su puesta en marcha, planificadas individualmente con una capacidad de procesamiento desde 40.000 t/año hasta una planta de alto rendimiento con una capacidad de 1.000.000 t/año, como recientemente se ha construido con éxito en España.

Experiencia STADLER

"Gracias a más de 60 plantas ejecutadas en todo el mundo, STADLER tiene una amplia gama de conocimientos especializados y un alto nivel de experiencia en el campo del procesamiento de RSU".

Características de los materiales

Entre los residuos sólidos urbanos se incluyen todos los tipos de desechos que se generan en el ámbito doméstico. Además de los desechos orgánicos, como los restos de comida, en este sector también se puede encontrar una amplia variedad de materiales reciclables. Una composición de material muy diversa con densidades que varían entre 100 y 300 kg/m3 representa un desafío especial para este tipo de plantas, ya que requiere al mismo tiempo un alto grado de flexibilidad y robustez de las mismas.

Descripción del proceso de una planta automatizada de clasificación de residuos RSU con control de calidad manual:

Después de la dosificación, el material se separa en diferentes granulometrías mediante varios procesos de tamizado utilizando nuestros equipos, como pueden ser el tromel de criba y separador balístico (planar [2D], rodante [3D], finos). Para lograr el mayor grado posible de pureza, el film voluminoso se separa de los flujos de material con la ayuda de separadores por aire. Esto mejora considerablemente la clasificación posterior mediante el uso de tecnología de separación óptica de infrarojos. En combinación con el posterior proceso de separación magnética e inductiva se logra la alta calidad final deseada. Después de un control de calidad manual, los diferentes materiales son almacenados en cintas bunker y posteriormente prensados, reduciendo así su volumen y optimizando el almacenamiento y transporte.

Descripción del proceso de una planta de clasificación de RSU completamente automática:

En este caso, los residuos se introducen inicialmente de manera uniforme en la planta a través de un dosificador. Los componentes orgánicos, los envases de plástico y las latas se separan mediante cribas y procesos de separación óptica,
así como mediante imanes. En el siguiente paso, separamos los diferentes tipos de plasticos y tetrabrik utilizando tecnología de separación óptica. Luego se extraen el papel y los metales férricos y no férricos. La fracción orgánica se
estabiliza mediante un proceso biológico y se procesa como material de abono de alta calidad. Alternativamente, la fracción orgánica se puede utilizar para generar electricidad en una planta de fermentación anaeróbica.

Componentes principales

  • Abrebolsas
  • Alimentador pesado
  • Triturador
  • Trómel de criba
  • Separador balístico
  • Separador por aire
  • Pinchabotellas
  • Separador óptico
  • Electroimán tipo “overband”
  • Separador de inducción
  • Triturador secundario
  • Cabina de selección
  • Prensa
  • Prensa de metales
  • Cinta transportadora
  • Estructura y pasarela
  • Instalación eléctrica

Fracciones de salida

  • Film
  • Finos
  • Metales férricos
  • Metales no férricos
  • Orgánico
  • Papel / cartón
  • PE
  • PET
  • Plástico mixto
  • PP
  • Tetrabrik

Referencias